LA MULTITUDINARIA PROCESIÓN DE CRISTO RESUCITADO DESPIDIO LA SEMANA SANTA MIROBRIGENSE

DSCF7307MILES DE PERSONAS PRESENCIARON EN LA PLAZA MAYOR EL ENCUENTRO DE JESUS Y LA VIRGEN DOLOROSA QUE CAMBIÓ SU MANTO NEGRO POR EL BLANCO

(lanuevamirobriga.com)

Varios miles de personas llenaron ayer la Plaza Mayor para asistir a la ultima de las procesiones de la  Semana Santa Mirobrigense, que  protagonizó  la Cofradía de Jesús Nazareno, pero con la participación de representantes de todas las cofradías y especialmente la de Jesús Amigo de los Niños, cuyos cofrades aparecieron con sus túnicas blancas y capas azules acompañando a Jesús Resucitado. Aunque las previsiones habían anunciado posibilidad de lluvia, la mañana se presentó seminublada pero ni gota de agua.

En esta edición 2014 a imagen del Resucitado partió a las 12.15 horas de la Iglesia de San Cristóbal para continuar por San Cristóbal, Lorenza Iglesias, Laguna, Santa Clara, Árbol Gordo, Registro, Madrid, Campofrío, Muralla, Rúa del Sol y Plaza Mayor. escoltada por varios cofrades, presidentes de las cofradías y abanderados asi como por los niños que el domingo de Ramos acompañaron a La Borriquilla, quienes cambiaron la palma y los ramos por una bandera.. La banda de cornetas y tambores de la Cofradía de Jesús Nazareno acompañó al Crucificado en este recorrido entonando melodías de júbilo.

Mientras desde la Catedral, sobre las una y cuarto de la tarde, salió la imagen de la Virgen Dolorosa, acompañada por el Obispo de la diócesis, Raúl Berzosa y varios canónigos, también en dirección a la Plaza Mayor por la Plaza San Salvador, Diez Taravilla, para hacer su entrada en la Plaza por la calle Colada. Las dos imágenes avanzaron hasta encontrarse en el centro de la Plaza Mayor, produciéndose el Santo Encuentro entre el hijo resucitado y la madre dolorosa y cubierta con un manto negro.

Los costaleros bajaron los pasos hasta el suelo, para proceder  a sustituir el manto negro de la Virgen por el blanco. Este momento fue acogido con el sonido de campanas y en especial por el ‘Reloj Suelto’ del Ayuntamiento y el disparo de serpentinas de colores y suelta de las tradicionales  palomas.

Antes de que se procediera a cambiar el manto negro de María por el blanco, el capellán de la Junta Mayor de Semana Santa, hizo una reflexión sobre el momento tan especial de la resurrección de Jesús, entre las reflexiones apuntó la defensa a la vida.

A continuación las dos imágenes partieron por la calle Sánchez Arjona en dirección a la iglesia de San Agustín, entre cánticos marianos y escoltada por los cofrades, presidentes de las cofradías y hermandades de la Semana Santa, banderas y abanderados así como numeroso publico que quiso participar en la Salve cantada que se tuvo lugar en la iglesia de San Agustín.