Mensaje del Papa para la Jornada de las Comunicaciones Sociales

desayuno obispoEl Obispo de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa, mantuvo un desayuno informativo con los medios de comunicación mirobrigenses, en el que además de informar sobre la Asamblea Diocesana que se celebrará del  30 de mayo  al 7  de junio, ofreció una síntesis del mensaje del Papa Francisco sobre la jornada de la Comunicaciones sociales.

SÍNTESIS MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO
Paradoja: El desarrollo de la comunicación actual nos acerca y la globalización nos hace interdependientes y sin embargo subsisten muchas divisiones (desigualdad, exclusión, conflictos…). Los medios de comunicación ayudan a la cercanía, a la unidad y al encuentro, especialmente internet.

Pero hay aspectos problemáticos: velocidad excesiva con la que suceden las informaciones, desorientación, cerrazón en nuestras expectativas e ideas, aislamiento, exclusión de los que no pueden acceder a los medios. Lo anterior no justifica un rechazo a ellos.

Necesidad de recuperar cierto sentido de lentitud y calma, paciencia, escucha. ¿Cómo se puede poner la comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro? La comunicación es proximidad (parábola del buen samaritano que es parábola del comunicador).
Quien comunica se hace prójimo, cercano, semejante al otro, toma conciencia de que somos humanos, hijos de Dios. Corremos el riesgo de que algunos medios nos condicionen hasta el punto de hacernos ignorar a nuestro prójimo real.

No basta simplemente con estar conectados: es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro. La red digital puede ser un lugar rico en humanidad: no una red de cables sino de personas humanas.

Necesidad de que la Iglesia esté en la calle, también en “las digitales”, al encuentro del hombre. Abrir las puertas de las iglesias significa también abrirlas en el mundo digital para que la gente pueda entrar y el Evangelio llegue a todos. Dar testimonio de una Iglesia que sea la casa de todos.

Es necesario saber entrar en diálogo con el hombre de hoy para entender sus expectativas, sus dudas, sus esperanzas y poder ofrecerles a Jesucristo.