La patada en nuestro culo

ana de rojasPOR :  ANA DE ROJAS

Lo ha dicho un ingenioso del PP y yo me lo aplico en mi pueblo. A Guti le han dado una patada en mi culo y en el de todos lo guadaperenses.

 Cuando un municipio es pedanía su vida cuelga de su Ayuntamiento Mayor. Si hay un Alcalde con empatía, la pedanía recibe con justicia, si el Alcalde considera a la pedanía un forúnculo….

 En los pueblos se vota con las vísceras: “Mi familia, mis amigos, por jorobar a ese”. Y a veces el resultado es esperpéntico, porque una pedanía que tenía  una situación de privilegio acaba de mandarlo todo a tomar vientos.

 Es comprensible, aunque con dificultad, que el pueblo dominante considere que tutelar a otro es como si hubiera venido el primo pobre a vivir en tu casa y viva a tus costillas. Puede entenderse que en un ejercicio de egoísmo cateto digan no a esa política de justicia y equidad con unos convecinos que viven a unos cuantos kilómetros. Pero que en la propia pedanía se metan en la charca más guarra dándose a sí mismos la patada en su culo, es de traca.

 Guadapero vota a su Alcalde pedáneo y al Alcalde de su Ayuntamiento Mayor. En esta ocasión han repetido elección para la pedanía en destello de cordura, Arturo repite cargo y ya le he dicho que prepare su paciencia. Le van a dar un plumazo a todos nuestros logros.

 ¿Nuestras calles tienen baches? ¡pero eso tiene su encanto! así fortalecemos las piernas, ¿nos quedamos sin velatorio? ¡pero si en Guadapero es famosa la buena salud de los abuelos!, ¿en el Consultorio se hacinan como piojos en costura? ¡pues más juntitos que así se soporta el frío mejor!.

 Ironías a parte, el asunto es que esta Comunidad Autónoma nuestra tiene una Ley de Régimen Local ofensiva para las pedanías. No defiende ni le concede la más mínima legitimidad en los derechos más esenciales, una Ley antidemocrática que crea ciudadanos de primera y de segunda. Por ello es tan importante quién y cómo es el Alcalde del Ayuntamiento Mayor.