MARTES CHICO…. MARTES MAYOR… CARNAVAL CHICO ….CARNAVAL MAYOR……

PUBLICO CALLE RUA DEL SOL¿PARA CUÁNDO LO IMPORTANTE?

 

POR: Ángel s. Peinado

 

Este nuevo gobierno municipal, da la sensación que estar en el Ayuntamiento es como un juego, donde un día digo una cosa y al día siguiente otra.

Estaba previsto que el Martes Mayor fuera el 4 de Agosto, por eso de que es,  la semana de menos movimiento en el comercio  y este acontecimiento daba un impulso a la actividad comercial.

Llegan los que parece que van a salvar Ciudad Rodrigo de todo mal y lo cambian sin consultar con nadie, con argumentos como, que se recuperaba la fecha de sus inicios, y eso que se le llenaba la boca con palabras de participación ciudadana, que iban a consultar todo con la ciudadanía, colectivos empresariales, vecinales y no se con cuantos más. Por decir que no falte.

Ahora resulta que el sector más afectado y por el que se instituyó el Martes Mayor, dice que se dejen de pamplinas, de Martes Chico y Martes Mayor y  se actúe con seriedad, el Martes Mayor es uno y solo uno, como el carnaval es uno y solo uno, a lo mejor,  hasta se les ocurre, no me extrañaría,  un Carnaval Chico y Carnaval Mayor.

Ahora después de tanto alboroto y follón, que se podía haber evitado, es posible que tengan que volver a retomar todo lo dicho y redicho. El lunes el alcalde se reúne con los empresarios de Afecir, para escucharles, después de tener “decidido” celebrar dos Martes festivos: el Chico y el Grande, bueno el Mayor, porque el tema da risa.

Los comerciantes quieren que sea el 4 de agosto y que sea solamente un Martes Mayor, como lo ha sido desde que se instituyó por Miguel Cid Cebrián. Todo lo demás es desvirtuar más lo que en los últimos años ha ido degenerando en una fiesta más `barítima` que comercial, puede que a los actuales gobernantes les guste más así, pero el Martes Mayor es lo que es: exaltación del comercio mirobrigense.

No entiendo, como se le da tantas vueltas a algo que lleva resuelto desde hace años, perdiendo miserablemente el tiempo, en vez de interesarse por lo que realmente preocupa a la ciudadanía, como es la falta de empleo, la despoblación, la baja actividad comercial, la carencia de empresas, en fin, lo que de verdad debería tener preocupados a nuestros gobernantes.

Pero ya se está pensando en el Carnaval,  y en todo lo que huele a fiesta. Así las cosas han ido mal y seguirán empeorando. El lunes en el pleno, uno de los puntos a tratar, será la creación de una comisión especial del Carnaval 2016.

Ya está bien, de tanta algazara y pandereta y empecemos a afrontar la realidad de Ciudad Rodrigo. Desde el primer momento, nuestros gobernantes municipales, deberían hacer frente a los problemas de la ciudad y de la ciudadanía, después ya vendrá lo demás.