EL GRUPO MUNICIPAL DEL PARTIDO POPULAR SE OPONE A LA SUBIDA DE IMPUESTOS PROPUESTO POR EL TRIPARTITO

 

DSCF8636SE MODIFICAN LAS ORDENANZAS FISCALES PARA 2016

El Grupo Municipal del Partido Popular se opone radicalmente a la subida de impuestos que el tripartito que gobierna el Ayuntamiento ha propuesto en la mañana de hoy en la Comisión de Hacienda.

Los mirobrigenses tendrán la oportunidad de comprobar en 2016 que es una subida respecto del presente año, pues los números no fallan y comprobarán cómo su poder adquisitivo después del pago de los impuestos locales será menor.

El tripartito sube, por una parte, un 3 por ciento el Impuesto sobre Bienes Inmuebles  (I.B.I.), comúnmente denominado “contribución”, subiendo el tipo del 0,61 por ciento que ahora está vigente para bienes de naturaleza urbana, al 0.63 por ciento; y del 0,68 por ciento vigente a 0,70 por ciento para bienes de naturaleza rústica.

Debemos recordar que el I.B.I. ya fue bajado para satisfacción de todos en el pasado año 2014 un 5 % por el Gobierno del Partido Popular, como bien pudimos comprobar los mirobrigenses cuando tuvimos que afrontarlo. También bajaron plausiblemente otros impuestos como el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, que bajó un 20 % para 2015, y el Impuesto sobre Construcciones Instalaciones y Obras, que lo hizo un 10 por ciento.

La bajada de impuestos acometida por el anterior gobierno municipal del Partido Popular se hizo gracias a que una gestión económico-financiera municipal, rigurosa y no despilfarradora, lo permitía, y supuso que unos 300.000 euros hayan quedado en los bolsillos de los mirobrigenses.

El aumento de los tipos del I.B.I. para este año supondrá un aumento de la recaudación a mayores para 2016 sobre 2015 estimada en 92.000 euros; 92.000 euros que salen de los bolsillos de los contribuyentes, familias, parados, jubilados, empresarios y autónomos, y que éstos pierden de emplearlos en aquello que les plazca para su bienestar, ahorro o crecimiento de sus negocios.

Esta subida se une a la solicitud de aplicación de los coeficientes de actualización de los valores catastrales para el año 2016 (aplicando un coeficiente del 1,10), que el tripartito municipal solicitó a la Gerencia Territorial del Catastro en el pasado julio. Solicitud de aplicación de coeficientes de actualización de valores catastrales que el tripartito en ningún momento ha trasladado a la opinión pública, haciendo caso omiso al eslogan que repiten una y otra vez sobre la transparencia. La transparencia no sólo son las fotos que en comandita suelen sacarse como si solos no pudieran acudir a muchos actos.

Una decisión, ésta de la solicitud de aplicación de coeficientes de actualización de los valores catastrales, que no se vio obligado a adoptarla el tripartito, pero que de adoptarla, como se ha hecho, aumentará las bases imponibles y liquidables aplicables y, por consiguiente, un aumento de nuevo del I.B.I. que todos tendremos que soportar. Según estimación de los informes técnicos municipales puestos a disposición de los miembros de la Comisión de Hacienda en el mes de julio, la base liquidable total sujeta al Impuesto (suma de las bases liquidables de los contribuyentes no exentos) sin la actualización de tal coeficiente sería de unos 385.000.000,51 euros, mientras que aplicando el coeficiente, como se ha hecho, la base sujeta al impuesto, según estimaciones municipales, se situaría en 423.500.000, euros.

Por tanto, si ya las previsiones de recaudación por la aplicación del coeficiente de actualización catastral para 2016 eran de unos 234.850 euros más que si no se hubiera solicitado la misma, a esto hay que unirle los aproximadamente 92.000 euros que el Ayuntamiento ingresará de más al hilo de la decisión de subir el tipo del I.B.I. Por consiguiente, unos 326.850 euros que dejarán de estar en los bolsillos de los contribuyentes por este impuesto como consecuencia de estas dos decisiones, que no podemos por menos de calificarlas como desacertadas.

No es el momento de subida de impuestos, y menos de aquellos que perjudican a la generalidad de los ciudadanos, como el I.B.I.

También sube entre un 7 y un 10 por ciento, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, un impuesto que ya fue rebajado en el año 2014 en torno a un 20 por ciento. Se trata de nuevo de una decisión que perjudica a miles de mirobrigenses, familias, jubilados, jóvenes, parados, empresarios y autónomos, que vieron cómo el anterior gobierno del Partido Popular les alivió sobre el pago de este impuesto con una bajada en torno al 20 por ciento, y que hoy por la decisión de aumentarlo perderán unos 40.000 euros; cifra estimada que aumenta la recaudación por este impuesto y que pierden los mirobrigenses de sus bolsillos para emplearlo en su disfrute, ahorro o crecimiento de sus negocios.

Este grupo municipal también ha sugerido al tripartito que gobierna el Ayuntamiento, una reflexión profunda sobre este impuesto, dado que la subida puede llevar a que muchos de los contribuyentes se empadronen en otros municipios donde el Impuesto de Vehículos es más bajo.

Para este Grupo Municipal la decisión de aumentar impuestos que afectan a la generalidad de los ciudadanos, como el I.B.I. y el I.V.T.M., se trata de una medida que perjudica considerablemente a los contribuyentes mirobrigenses que van a ver cómo en el próximo año 2016 su carga fiscal aumentará.

Una decisión, la de aumentar los impuestos, que no es la que sostuvieron en campaña electoral con el fin de obtener votos. Se puede comprobar en http://www.ciudadrodrigo.net/2015/05/21/los-candidatos-a-la-alcaldia-de-ciudad-rodrigo-responden-preguntas-a-peticion-de-ciudadrodrigo-net/

Recordamos la contestación del hoy alcalde tripartito, Juan Tomás Muñoz, cuando en campaña se le preguntaba si “¿subirá los impuestos?”. Contestaba: “Nuestra intención es congelarlos y en la medida de lo posible bajar la tasa impositiva actual”.

También el Teniente de alcalde tripartito, Domingo Benito, dijo, aunque ciertamente de forma más ambigua: “realizaremos una política impositiva que busque mayor progresividad para que paguen más quienes más tienen”. Pues bien, el I.B.I. y el I.V.T.M. lo pagan por igual quienes tienen y quienes no, perjudicando a todos.

Rotundo fue el Portavoz de Ciudadanos, especialmente con el fin de arañar votos del centro derecha para luego pactar con la izquierda. Joaquín Pellicer dijo ante tal pregunta: “no”.

¡Mintieron!

La justificación que el tripartito ha dado en la Comisión de Hacienda es el aumento del gasto público que se prevé para el año siguiente y que tendrá que afrontar; filosofía que no compartimos, pues consideramos que debiera contenerse el gasto para que así los impuestos no suban y las familias y negocios puedan ahorrar. La subida demuestra las líneas que quiere seguir el tripartito; líneas típicas de los gobiernos de izquierdas: aumentar el gasto público, para que los contribuyentes mirobrigenses asuman mediante sus impuestos sus decisiones desacertadas.

Por último, aunque nos manifestamos en favor de la revisión de algunas tasas por utilización de espacios, criticamos de nuevo la manía que el tripartito está demostrando con respecto a los colegios concertados, como se observa en la propuesta de reforma de las ordenanzas, pues no les da el mismo trato que a los públicos en materia de bonificaciones. Los padres de los niños de los centros concertados no pagan por llevar a sus hijos a estos colegios. A estos colegios van niños de familias de capas altas, medias, bajas y pobres. Y sin embargo, sus padres pagan igualmente impuestos en nuestro Ayuntamiento, a los que se les está excluyendo por estas medidas irracionales y discriminatorias.