EL MARTES MAYOR SE CONVIERTE EN PURA COMPETENCIA PARA ALGUNOS COMERCIANTES DE CIUDAD RODRIGO

DSCF9926COMPETENCIA DESLEAL : EL SENTIDO DEL MARTES MAYOR FUE POTENCIAR Y ENSALZAR EL COMERCIO MIROBRIGENSE

El éxito del Martes Mayor,  no debe medirse por el número de puestos que concurren a esta Jornada,  que se creó para potenciar  y ensalzar  el comercio local y comarcal, al que mucha falta le hace.

Pero lo que comenzó con ese sano espíritu, se ha convertido este año en una competencia desleal para los comerciantes de Ciudad Rodrigo y comarca. No es posible que se autorice el montaje de 260 puestos, con un elevado número de ellos que vienen de fuera, a nuestra ciudad, de forma gratuita,  a competir con los sufridos comerciantes mirobrigenses que durante todo el año trabajan y se esfuerzan para sacar adelante su negocio y el día que podían sacar unos euros que servirían para respirar un poco económicamente, permiten la instalación de uno,  dos o tres o los que sean, da igual, de su mismo negocio.

Ayer, me comentaba una persona conocida, de Ciudad Rodrigo, que todos los años monta su puesto y algunas veces durante otras épocas del año, que es un atropello por parte del Ayuntamiento permitir la instalación de tantos puestos, sin hacer una selección para evitar la competencia tan bestial que se está produciendo. Este no es el verdadero espíritu del Martes Mayor. Se creó para potenciar nuestro comercio, no para competir con el de otros lugares de España.alcalde

El comercio de Ciudad Rodrigo, necesita desde hace tiempo apoyo y potenciación, con lo que se está haciendo en el Martes Mayor, solamente se está contribuyendo a que cada vez la decadencia, que comenzó hace unos años, siga haciendo mella en el mismo y veamos aumentar el número de locales cerrados que últimamente se había,  paralizado ligeramente.

La jornada del Martes Mayor, congregó, como siempre, a mucha gente, pero entiendo que el Ayuntamiento no lo ha sabido gestionar correctamente, es decir, para que el beneficio de este día,  repercutiera directamente en el comercio de Ciudad Rodrigo, que es por lo que deben velar nuestros gobernantes municipales, seguro que los de otros pueblos lo hacen por los suyos.

Sin duda, la jornada constituyó todo un éxito en cuanto a participación y jolgorio. Los bares, hicieron su agosto, pero el comercio de Ciudad Rodrigo, sigue ansiando aquellos Martes Mayores de su inicio, que eran los Martes Mayores de verdad, los que cumplían el objetivo para el que fue instaurado. Ahora, cada vez se asemeja más, a un día con ambiente carnavalesco.DSCF9901