LA “RUTA DE LOS MALDITOS”, DE SERGIO OLVIDADO, CONSIGUE UNA VEZ MAS, GRAN ESPECTACIÓN

ruta malditosLA “RUTA DE LOS MALDITOS”

 La  Ruta de los malditos, promovida por el mirobrigense Sergio Olvidado y la extraordinaria colaboración de la actriz, Popy Vegas, consiguen una vez más, atraer la atención de numeroso publico. El viernes, en torno a unas trescientas personas, siguieron con especial interés, este singular recorrido por diferentes lugares de Miróbriga, donde se mezcla historia y  la leyenda, para conseguir meter al espectador en esas vivencias un tanto macabras, que se dice,  ocurrieron en nuestra ciudad.

 Algunas de ellas no tan lejanas en el tiempo, como la aparición del espectro de la niña Filomena Curto, muerta aplastada por una de las campanas de la Iglesia de San Isidoro, un domingo de Ramos de 1928. Apariciones que se producen en la que fue su casa en la Calle Sepulcro, donde actualmente existe una Casa Rural y precisamente, fue a unos huéspedes a los que se les apareció la niña.

 El recorrido que comenzó en la Puerta de Amayuelas, discurrió  por el foso hacia la zona de la Brecha, por donde entraron los soldados de Napoleón en el año 1810. Cabe destacar que 65 000 franceses lucharon contra una guarnición de 5500 españoles que defendía la ciudad.

 Continuó hacia la Puerta de San Pelayo, Palacio de Cartago, con la historia de la  difícil descendencia con muertes extrañas de los niños, calle Talavera, Plaza Mayor, casa del Cañón, con la leyenda de la heroína Lorenza Iglesias. Sergio Olvidado, incluyó entre los malditos a Feliciano de Silva, el más grande de los escritores españoles de libros de Caballería, precisamente por estar inmerso en ese olvido.

 Advirtió del conjuro que profirieron los enamorados Magdalena y Antonio, enterrados en la Iglesia de Santo Tomé, derruida para ampliar la muralla, pero cuyas sepulturas están aún bajo esta fortificación y parece ser que el alcalde tiene intención de descubrirlas para que puedan ser vistas por los visitantes. Pero en la inscripción de las tumbas maldicen al que perturbe su paz y tranquilidad eterna.

 La ruta concluyó junto al Palacio de Montarco, donde la actriz Popy Vegas, contó algunas historias de las singulares visitas que tuvo este Palacio.