MIRÓBRIGA, PIERDE A UNO DE SUS HIJOS MÁS PREDILECTOS, CEFERINO SANTOS ALCALDE “fERINO”

ferino 003EL AYUNTAMIETO DEBERÍA CONCEDERLE, POR FIN, A CEFERINO SANTOS “FERINO”,  EL TITULO DE HIJO PREDILECTO, AHORA A TÍTULO PÓSTUMO

EN RECONOCIMIENTO A SU LABOR EMPRESARIAL Y SOCIAL EN PRO DE ESTA CIUDAD

ÁNGEL S. PEINADO

ferino 002

Esta mañana del 2 de octubre que amanecía con el sonsonete de las dichosas elecciones ilegales de Cataluña, una noticia nos quedó profundamente sorprendidos a todos.  La muerte inesperada de uno de los mirobrigenses que siempre ha vestido, por dentro y por fuera, el color “farinato”, de nuestra tierra. Ceferino Santos Alcalde, “Ferino” para todos,  sin duda,  el personaje más popular de los últimos años.

Quienes le conocimos mucho antes de que emprendiera una de las actuaciones empresariales más destacadas de la ciudad, como son la construcción de los Hoteles Conde Rodrigo y la residencia de la Tercera Edad “Obispo Tellez”, podemos decir que Ferino, siempre destacó por su decidida iniciativa a promover todo aquello que supusiera engrandecimiento de Ciudad Rodrigo.

Ferino, fue capaz de promover el movimiento social más grande surgido en Ciudad Rodrigo, consiguió aglutinar a centenares de mirobrigenses con el objetivo de salvar la fiesta más popular y grande de Miróbriga, como es el Carnaval, en unos momentos en los que llegó a peligrar su celebración. Logró algo que parecía y hoy sigue pareciendo imposible, coordinar a todas las peñas del carnaval, en lo que denominó Interpeñas.

No era el primer movimiento que realizaba Ceferino Santos, ya que en los años 60, creó la asociación del Club Juvenil, quienes se encargaron de la organización de las renombradas Fiestas de Agosto.

Pero son tantas las actuaciones e iniciativas llevadas a cabo por Ferino, que necesitaríamos mucho más espacio para describirlas y hoy es el momento de recordarle como se merece, como un gran farinato que vivió entregado a su ciudad.

Sin ningún compromiso político, consiguió muchas más cosas para Ciudad Rodrigo que quienes tenían la obligación de hacerlo por haber asumido responsabilidades con la ciudadanía a la que habían pedido su voto. Ferino, no solo salvó en su día los Carnavales, sino que salvó una de las instituciones más queridas de la ciudad y que mayor servicio dan a las personas mayores. El Hospital de la Pasión, pasó por momentos difíciles, hasta el punto de estar apunto de cerrarse, pero Ferino, con la habilidad que le caracterizaba, consiguió el apoyo de otros mirobrigenses también preocupados por este asunto y en el año 1981 nace el Patronato del Hospital, en el que es elegido alcalde-presidente del Patronato, Ceferino Santos, consiguen rehabilitar el Hospital y relanzarlo como residencia de Mayores.

Ceferino Santos, promueve y crea desde Interpeñas, el libro de Carnaval, algo que hoy continúa editándose. Nace también el domingo de Piñata en el Complejo Interpeñas, antiguo campo de tiro y que Ferino, consigue con la colaboración de más de 900 mirobrigenses, rehabilitarlo y construir el complejo deportivo más importante de la provincia.

chema rodeo (1)

“FERINO” en una de aquellas tertulias taurinas que se celebraron en el Centro Cultural El Porvenir. En este caso por la peña Manzanares, que presidía el inolvidable “CHema Rodeo”

Ferino, enamorado de Ciudad Rodrigo, se lanza decididamente a crear el complejo hotelero más bonito de la región, como el Conde Rodrigo II, donde además de la actividad hotelera, deja patente su gran afición al mundo del toro, creando importantes premios para destacar las mejores faenas y ganaderías de la Feria taurina de Salamanca.

Por estas instalaciones pasaron las figuras del toreo del momento, dando a nuestra ciudad prestigio y nombre. Ferino, siempre fue un gran aficionado al mundo del toro, era una de sus pasiones. Por eso, la plaza del Complejo Hotelero, siempre estuvo a disposición del Bolsín Taurino para celebrar en ella las tientas de selección y la final, cuando se dejó de celebrar en la Plaza de Santa Cruz.

En el año 1998, la Junta de Castilla y León, concedió a los hoteles Conde Rodrigo, el Blasón de Oro, máxima distinción en hostelería.

Otra de sus obras importantes fue la reconstrucción y reconversión en residencia de Mayores del antiguo convento de las Franciscanas Descalzas, ofreciendo a la ciudad un servicio para los mayores y la creación de empleo.

Son muchas las cosas que podríamos decir de Ceferino Santos, porque fue una persona que vivió para su ciudad y los hechos los demuestran.

Por ello, me gustaría que el actual alcalde, Juan Tomás Muñoz, que conoce como yo todas las actuaciones de este gran mirobrigense, fuera quién le concediera algo que siempre tuvo merecido, pero que otros no tuvieron la valentía de tomar la decisión por absurdas reticencias de ciertos sectores de la sociedad de Ciudad Rodrigo. Me estoy refiriendo, a que por fin, de una vez por todas, se le conceda el título de Hijo Predilecto de la Ciudad, hoy lamentablemente a título póstumo, me hubiera gustado que hubiera sido el quién lo recogiera, porque se lo merecía.