El Ayuntamiento de Navasfrias retira su ordenanza antisocial ante las alegaciones de IU

 

ayuntamiento navasfriasIU presentó una batería de alegaciones a la vista del carácter “antisocial” de esta ordenanza.

 

Si Izquierda Unida no llega a analizar el texto, Navasfrías tendría hoy una ordenanza durísima que atentaría incluso contra las libertades públicas.

 

IU se ofrece para hacer propuestas en positivo con un método participativo.

El pasado 22 de enero se reunía el Pleno del Ayuntamiento de Navasfrías en una sesión ordinaria con 11 puntos en el orden del día. En esa sesión deberían haberse discutido las alegaciones que Jóvenes de IU presentó a la Ordenanza “antisocial” de este Ayuntamiento pero para sorpresa (y regocijo) de esta organización, en vez de aparecer en el orden del día una “aprobación definitiva” lo que se encontraba era la “derogación”.

Se trata del único final posible para una ordenanza que, como dijimos en su día únicamente tiene un objetivo populista y propone mano dura en vez de enfatizar propuestas positivas para la mejora de la convivencia. Frente a una política de fomento del civismo, el PSOE en Navasfrias propone sanciones y multas desproporcionadas a sus vecinos, incluso haciendo propuestas que ya han sido declarado ilegales por parte del Tribunal Superior de Justicia, que son anticonstitucionales, generan inseguridad jurídica o que directamente no son competencia municipal”.

 

Desde la formación de izquierdas “la ordenanza presentada no podía acabar de otro modo, pues era infumable”. De cualquier modo, en ánimo positivo y constructivo, “creemos que esta derogación es solamente un paso, pero no debería ser, ni mucho menos, el último”. Para Izquierda Unida “si Navasfrias necesita una Ordenanza para la Regulación de la Convivencia Ciudadana, lo razonable sería que el Alcalde iniciase un proceso participativo para recoger propuestas de sus vecinos y promover un debate público que permita poner en marcha una ordenanza adecuada a esa localidad para resolver los problemas que se detecten”.

 

IU ofrece su mano para “hacer aportaciones en tono positivo y sentarnos a analizar un posible texto que pueda generar consenso y suponga la resolución de los problemas que el Alcalde haya detectado”.